I’m No Angel, combatiendo la idea del cuerpo perfecto

Fotos de Vicotria’s Secret y Lane Bryant.

Como ataque directo a una publicidad de la famosa marca de lencería Vicoria’s Secret, en la cual se muestran modelos extremadamente delgadas bajo el slogan “The Perfect Body”  (cuerpo perfecto); en abril del 2015, la marca de ropa interior plus size, Lane Bryant, emitió una campaña llamada I’m No Angel. En esta pueden verse modelos de talla grande reconocidas como Ashley Graham y Candice Huffine, entre otras. En el video realizado para dicha campaña, se ve como diferentes mujeres, con distintos tipos de cuerpos y tonos de piel, se muestran en ropa interior definiendo lo que para ellas es “ser sexy”, repitiendo luego la frase “I’m No Angel” en referencia a los ángeles de Victoria’s Secret. Además de este contraataque realizado por Lane Bryant, se inició una campaña en change.org para que la publicidad Vicoria’s Secret, fuera retirada y/o modificada.

Esta campaña es una mas de  tantas que surgieron en los últimos años junto al movimiento plus size, que buscan pluralizar los medios haciendo presentes los diferentes tipos de cuerpos y luchando contra la idea de que solo las mujeres delgadas y torneadas son atractivas. La jefa ejecutiva de la marca, Linda Heasley, dice “Nuestra campaña #ImNoAngel está diseñada para empoderar a todas las mujeres a amar cada parte de sí mismas”.

Apoyando la campaña y sus objetivos, una ejecutiva de la marca Curvy Kate dijo en una entrevista a Glamour UK “Las mujeres en la campaña de Victoria’s Secret son hermosas, pero nosotras pensamos que todas las mujeres son hermosas en su propio cuerpo y que deberían ser representadas justamente en los medios”. Así mismo, otras reconocidas bloggers del mundo plus size hicieron pública su opinión sobre la campaña. Holly Jackson, escritora de la página My Lingerie Addiction escribió en un artículo que se alegraba que los nuevos anuncios se enfocaran en mujeres de tallas y bustos grandes, y que al fin los dueños de las industrias estaban entendiendo que sus ventas se verían beneficiadas por las compradoras de contexturas más grandes.

La revolución de Lane Bryant también alcanzo las redes sociales, donde, las modelos que protagonizan el video alientan a las mujeres del mundo a subir fotos de ellas mismas bajo el hashtag #imnoangel mostrando su cuerpo y sintiéndose orgullosas de sí mismas. Junto a este, también existen otros hashtags como por ejemplo #effyourbeautystandards (#alcar***contusidealesdebelleza) promovido por la modelo Tess Munster, y #healthyisthenewskinny (#saludableeslanuevadelgadez), por Katie H. Willcox, fundadora de la compañía Natural Model Management.

Gracias a estos movimientos cada vez más mujeres están atreviéndose a amarse a sí mismas y a aceptarse como son, y esto es solo el primer paso para poder llegar  a un futuro en el que la industria de la moda incluya y normalice la diversidad de los físicos.

Advertisements

“No aceptarse ya fue”

Reinas sin complejos.

En Buenos Aires, una ONG llamada “AnyBody“, se dio a conocer con el propósito de generar conciencia frente al ideal de belleza actual, realizando campañas con modelos que representan todos los talles, sin limitarse al llamado “talle único”.

En el mundo, poco a poco, vamos aceptando la incorporación de un ideal distinto al propuesto por los medios, personas delgadas, de tez blanca y mayormente rubias; dejando afuera a la mayor parte de la población ya que no coinciden con el propuesto, dando a entender que la belleza no tiene que ver con el peso.

AnyBody se trata de un movimiento “plus size” o “talla grade”, fundado con la misión de concientizar sobre el daño que generan las industrias que explotan el concepto de “belleza” y “salud” promoviendo una visión negativa de los cuerpos. También, se generan campañas publicitarias donde hay a la vista distintos cuerpos, distintas personas, aceptando modelos que en varias agencias fueron rechazadas por su talla.

Brenda Mato, es una de sus modelos mas reconocidas ya que es quien inició una campaña zgjgqjfieqtlthg-1600x900-nopadcontra Facebook, la famosa red social, en marzo de 2015, reclamando que éste medio, elimine de sus estados emocionales el “me siento gorda” y “me siento fea” fundamentando que éstos dichos no son un sentimiento. “-Una vez escuché a un famoso diseñador decir que jamás pondría una gordita a desfilar su ropa porque la moda “tiene que ser aspiracional, o si no dejaría de ser moda”. Lo cierto es que existe un 95 % de personas que no se ven representadas por la publicidad. No se ven los pesos, las etnias, los cuerpos, las edades, nada. Estamos bombardeados todo el tiempo con premisas como que las arrugas están mal. Y te mienten en la cara, como el caso de Xuxa y Cicatricure; esa no es la verdadera cara de Xuxa. El estereotipo es una mentira. Prácticamente nos modifican todas y nos hacen de nuevo-“. Expresó la modelo argumentando la falta de inclusión.

Actualmente, hay diversas protestas pidiendo el cumplimiento de la Ley de Talles Grandes ya que las mujeres siguen enfrentándose al dilema de entrar a un local de ropa, y no encontrar ropa de su talla por no concordar con el canon de belleza impuesto por una sociedad que discrimina.

Las mujeres siguen luchando para por fin terminar con el presupuesto ideal de belleza (casi inalcanzable) por el cual muchas personas luchan para lograrlo, poniendo en juego su salud. Con la concientización y comenzar a mostrar en los medios distintos tipos de cuerpos, esto se podrá revertir.