Señorita Papaya: hay que aceptarse por completo

Nos entrevistamos con la escritora detrás del blog de moda Señorita Papaya, Rachel, como le dicen sus amigos.

Este blog se basa en seguir las nuevas tendencias y, en la descripción, Rachel escribe “Soy gorda, curvy, plus size, e incluso me considero in-betweenie”. Frente a esto, decidimos averiguar más sobre que se siente, de forma personal y directa, ser una mujer de talla grande en el ambiente de la moda y en especial, al estar expuesta al amplio público del internet.

¿qué te impulso a empezar?

¿Con el blog? Si es así, pues, la verdad es que tenía muchas ganas de escribir, de compartir las cosas que me parecen interesantes y geniales con mis amigos y, por qué no, con la gente que anda buscando ese tipo de eventos/lugares/etc. en Internet. Entonces, decidí arrancar con el blog junto a un grupo de amigas que eventualmente fueron dejando de escribir y quedé yo sola, jajaja. Al inicio yo ni aparecía en el sitio, evitaba publicar fotos mías, si acaso, lo único que salía de mí eran mis uñas en fotos de nail art y cosas así. Poco a poco me fui abriendo con la idea de que está bien mostrarse como uno es, con sus defectos y virtudes a la vista. Creo que lo que más me abrió la mente fue viajar a Río de Janeiro en 2013 y ver que había un sinnúmero de mujeres de todos los tamaños y colores en bikini, mostrando sus cuerpos así, sin vergüenza de sus rollitos —y algo más, en algunos casos— o incluso de sus "pocas curvas". Definitivamente, esa experiencia me hizo apreciar más mi cuerpo y dejar de sentirme incómoda al mostrarme.

Raquel.png¿cómo penas que los medios afectan la idea de belleza y quienes se ven más afectados?

Me parece que los medios clásicos afectan la idea de belleza de muchas maneras, incluso de maneras inesperadas, cosas como un simple comentario o la decisión que puede tomar una presentadora al operarse X o Y parte del cuerpo por “vanidad”; o “porque se ve más linda” , afectan al espectador de manera indirecta. Los nuevos medios, en cambio, le dan voz a todo el que quiera pronunciarse y creo que por eso ahora hay más gente de talla grande “famosa” o reconocida y valorada por muchas más personas que se sienten identificadas de algún modo ya sea con su talla o su filosofía ante la vida. Creo que, de algún modo, todos se ven afectados, depende de lo que consuman. Si consumes TV basura, sin importar la edad que tengas, te verás afectado e influenciado: pensemos en la generación que creció viendo Jersey Shore, por ejemplo. Si consumes blogs o canales de YouTube con buen contenido, que incluyan todo tipo de cuerpos en sus publicaciones o que hablen/escriban evitando los estereotipos y la discriminación, también te verás afectado e influenciado, pero de una manera positiva. No creo que nadie se excluya de verse afectado sea lo que sea que consuma, solo que en unos casos será positivo y en otros, negativo.

¿alguna vez tus inseguridades te hicieron querer abandonar el trabajo (modelaje/blog)?

No realmente, me pasó todo lo contrario. Como te comenté antes, en un principio yo evitaba aparecer en fotos y demás, pero a medida que empecé a publicar fotos mías en el blog y redes, y vi que a la gente le iba gustando ese contenido, seguí haciéndolo más. Si ahora no escribo ni público mucho en el blog es porque estoy agotada física y mentalmente debido a los empleos que me dan de comer, no a que me sienta insegura. Me atrevería a decir que estoy atravesando una de las etapas en las que más segura me he sentido de mí misma y de mi cuerpo.

¿qué consejos tenes para vencer las inseguridades y aceptarse a uno mismo?

En mi caso, una de las cosas que me hizo vencerlas fue el hecho de ver a otras personas aceptándose a sí mismas. Creo que el ejemplo de otros fue lo que más me ayudó a aceptarme y decir: “Hola, mundo, aquí estoy y así es como luzco. Si no les gusta, no me importa, a mí sí me gusta cómo soy y me valoro”. También ayuda rodearse de gente que no sea tóxica y que no discrimine a los demás, siempre existe una persona (o varias) en nuestros círculos sociales que tira comentarios del tipo “la gorda esa”, “el feo ese”, “la enana aquella”, “el palo aquel”, eso en algún punto nos hace sentir mal a todos y saca nuestras inseguridades a flote. En el momento en el que evitas estar con ese tipo de personas y te rodeas de gente que no hace esos comentarios, que acepta a los demás como son y no los critica, te vas a sentir en un mejor ambiente y con menos inseguridades.

¿qué clase de feedback recibís del público? ¿Te afecta (ya sea de forma positiva o negativa)?

Por lo general, he recibido buen feedback, la gente puede ser muy linda, pero también muy mala. He tenido la suerte de recibir buenos comentarios en general, muy pocas veces me escribieron algo poco amigable o en un tono poco agradable, pero no me han insultado ni me han dicho cosas negativas por mi tamaño ni mi apariencia. En general, he recibido comentarios bastante constructivos y positivos, así que no me puedo quejar. Sí me ha afectado positivamente porque me ha ayudado a mejorar mi contenido o a sentirme mejor conmigo misma y me han dado ganas de compartir más con el público de mi blog y mi canal. La verdad es que, hasta ahora, los comentarios negativos que he recibido han sido en persona, por parte de gente que conozco en la vida real o que me cruzo en la calle, nunca por parte del público de mi blog o mi canal. Creo que lo que más me ha afectado negativamente ha sido mi familia, aunque no lo creas, y no porque lean mi blog y no les guste, sino porque se excusan para criticar mi talla con la salud y temas que pueden parecer válidos, pero a la hora de la hora, cuando me hice exámenes médicos, resultó que “la gorda” era la más saludable de la familia, jajaja. Así que por un lado me siento contenta porque les da una cachetada a los demás, pero más que nada, porque eso reafirma mi posición, sé que estoy haciendo las cosas bien en lo que respecta a mi cuerpo y que la forma de cuidarme quizás no me haga perder tallas, pero sí hace que me mantenga saludable.

¿sentis que tu trabajo aporta algo hacia la comunidad?

Espero que sí. Definitivamente, confirmo que sí aporta en los momentos en que alguien me comenta o me envía un mensaje agradeciendo por algo que publiqué, o cuando alguna amiga me dice que le sirvió tal o cual cosa que publiqué, pero creo que podría aportar un poco más, mientras tanto, sigo buscando formas de hacer que mi granito de arena se convierta en algo mucho más grande y llegue a más gente que lo necesite.

¿qué exigencias o presiones sufrís con este tipo de trabajo?

Realmente, no siento exigencias ni presiones porque es algo que decidí hacer por placer y yo me pongo los tiempos. Yo soy la que maneja el blog, el canal de YouTube y sus redes sociales, si alguien me pone exigencias, soy yo misma, y como esto es algo que me gusta mucho, no siento presiones ni nada por el estilo, aunque no gane nada económicamente con esto, no sufro en absoluto —y me encanta.

¿qué tipo de reacciones recibís de las marcas? (si trabajas con alguna particularmente o en general a la hora de comprar ropa)

En general, no he recibido reacciones de marcas grandes (de indumentaria en general). Sí, reacciones positivas por parte de marcas más pequeñas o tiendas de ropa, hay emprendimientos con los que he colaborado y nos ha ido muy bien, pero no ha pasado de eso. En cuando, a la hora de comprar ropa, en general, a veces siento placer y a veces siento frustración. Placer cuando hay tiendas con opciones, variedad de tallas, buenos precios, diseños lindos, cortes apropiados… no siempre existe todo esto en conjunto, por lo general, cuando se da esta conjugación mágica, es al comprar online en tiendas que incluyen la categoría “plus size” o que se dedican exclusivamente al diseño de prendas para tallas grandes. Frustración cuando voy a una tienda y veo que no tienen en stock ni una prenda en la talla que me podría quedar, cuando me pruebo un jean que me queda bien de cintura y cadera, pero las bastas son un espanto, cuando se nota que la prenda no está pensada para un cuerpo de talla grande, sino que está pensada para el estereotipo de lo que es un cuerpo de talla grande, o cuando voy a una tienda que tiene prendas lindas, pero a un precio impagable “in this economy“.

¿seguís teniendo inseguridades? ¿Cómo  las “manejas” cuando tu trabajo se basa en eso?

Si bien ya comenté antes que esta es una de las etapas de mayor seguridad conmigo misma que haya tenido, no voy a negar que aún siento inseguridades de vez en cuando. Lo bueno es que casi siempre logro encontrar la fuente que me genera esa inseguridad, por ejemplo, la mayoría de las veces es el síndrome premenstrual, desde que cumplí 27 años, he notado que el SPM me afecta por ese lado, por mi autoestima, pero en el momento en que me doy cuenta de que me siento mal conmigo misma o insegura y no hay “motivo aparente”, saco mis cuentas y sé que es esa época del mes, y automáticamente hago algo al respecto, elijo ropa más linda para ponerme o me maquillo de algún modo especial que me cause el efecto contrario. A veces —no tantas, por suerte— la fuente es una persona, por lo general un desconocido que me diga “gorda” despectivamente en la calle o algún comentario de algún familiar que pueda resultar hiriente sin que ellos se den cuenta o tengan la intención de lastimarme. Eso me puede hacer sentir mal y por ende, insegura, pero desde hace un par de años, cuando reconozco que esa es la fuente de mi inseguridad, subo una foto mía a mis redes sociales y escribo sobre lo que me ha hecho sentir mal o me desahogo un poco, y la gente suele ser tan linda, me dejan comentarios geniales, me levantan los ánimos o me recuerdan que debo ignorar lo negativo, realmente creo que cuento con amigos y seguidores fantásticos que me ayudan a olvidar los motivos por los que me quise des-ahogar inicialmente.

¿cómo fue tu infancia? ¿Qué hechos de tu vida sentís que te formaron más como persona y que te pusieron en el lugar en el que estas ahora?

En general, creo que tuve una linda infancia, mis recuerdos son muy positivos en cuanto a las anécdotas y cosas que viví, viajes familiares y cosas así. Siempre recibí amor por parte de mis padres y hermanos, pero (aquí viene el pero)… también recuerdo que siempre fui “la gordita” de la casa o la familia en general, aunque en retrospectiva, cuando miro fotos y cosas así, siempre tuve una talla promedio hasta los 20 años. Siempre tuve altibajos de peso, pero me mantenía dentro de las tallas que se consiguen fácilmente en cualquier tienda. Recién a los 24 años comprendí y acepté que formaba parte de lo que se conoce como categoría “plus size” en algunas tiendas porque nunca había formado parte de esta categoría. Incluso ahora, no me siento 100 % parte de esa categoría porque hay prendas de talla “regular” que me quedan y por lo general lo que me queda de lo “plus size”suele ser lo más chico, dependiendo de la tienda. Pero, volviendo al tema, en mi mente, siempre fui gorda. Recuerdo que mi mamá me contaba que desde bebé, el pediatra le mandó a ponerme a dieta porque “estaba muy gordita” y que a ella le daba pena, y no me puso nunca a dieta. Recuerdo que mi uno de mis hermanos (el más cercano en edad a mí) siempre me decía que era gorda y fea, y estoy segura de que eso me arruinó el autoestima, especialmente, durante mi adolescencia. Recuerdo que, hasta los 13 años de edad, siempre fui “la gordita” en la escuela y el colegio, además de la familia (en la familia nunca dejé de serlo, a pesar de lo siguiente). Marco los 13 años porque a esa edad le detectaron diabetes a mi papá y mi mamá nos eliminó los azúcares y grasas de las comidas a todos en casa, y cuando volví a clases de las vacaciones, una profesora con la que siempre me llevé bien me preguntó frontalmente y en privado, por suerte, qué hice para adelgazar tanto y tan rápido, le dije que nada, que simplemente mi mamá nos cuidaba más con las comidas por lo de mi papá y listo. Creo que esa fue la primera vez que sentí “awareness” de mi peso y de su pérdida, a pesar de que siempre haya estado el tema de que yo era “la gordita” en todas partes. Y créeme que si vieras fotos mías de esa época, realmente era una niña con peso y talla promedio, ni gorda ni flaca, sigo sin entender por qué la obsesión de los demás con recalcar mi supuesta gordura y sin entender cómo no me di cuenta de que todos estaban equivocados y que yo no era gorda. ¿Quizás sería porque siempre fui cachetona? A lo mejor los cachetes grandes hacen parecer que una sea gorda sin que lo sea. ¡Qué sé yo! Ahora sí soy gorda y me lo pueden decir mil veces, y les daré la razón porque es verdad, pero antes no debí permitirlo, no debí dejar que me trataran como “la gordita” ya sea que tuvieran buenas intenciones o no al decirme así. En fin, nunca me sentí guapa ni segura de mí misma, ni nada de esas cosas hasta que empecé con el blog, hasta que me acepté por completo y aprendí que lo que digan los demás no siempre tiene validez y no siempre debemos permitir que eso nos afecte, aunque cueste evitar que nos afecte.

Sabiduría de madre

Entrevistamos a Gabriela, madre de tres hijas mujeres de muy diferentes edades (22, 18, 9), y quisimos saber cómo se logra proteger a los hijos de inseguridades a los que una misma también se ve expuesta. Porque, en definitiva, ¿quién sabe más que una madre?
¿Qué desafíos presenta ser madre de mujeres en la actualidad?

Es un gran desafío educar mujeres fuertes, independientes y auténticas que no se dejen llevar por los modelos impuestos por la industria. Que se acepten y se quieran como son.

¿Sentís que tus hijas se ven afectadas por los roles de belleza actual?

Si bien el modelo de belleza siempre influye y afecta desde la mirada de los otros… la mirada del otro te condiciona, creo que mis hijas han logrado construir su autoestima desde otros valores y han podido ganar seguridad para que estos condicionamientos no las destruyan como persona.

¿Pensas que tu crianza influyo en esto? ¿Cómo?

Pienso que la mirada de una madre es fundamental en la construcción de la personalidad. Haberlas hecho sentir queridas y valoradas más allá del aspecto físico que ellas tienen creo que fue fundamental para que ganaran seguridad en sí mismas.

¿Y tus inseguridades? ¿Se siguen teniendo a esta edad?

Siempre se tienen inseguridades.

¿Pensas que estas afectan o se ven reflejadas en tus hijas?

A mí me parece que no, porque no les transmito mis propias inseguridades a mis hijas. Es un trabajo interno ir superando los complejos, los conflictos. Los logros que vas obteniendo a lo largo de la vida te hacen sentir más seguro y es fundamental cuál es tu escala de valores, a que le das más o menos importancia. Si tu escala de valores se basa en lo espiritual no le vas a transmitir a tus hijas inseguridades con respecto al aspecto físico.

Por otro lado ¿Cómo es ser una mujer de tu edad en la sociedad actual?

Cuando uno tiene bien en claro quién es, que hizo en la vida, que metas tuvo y que nuevos proyectos tiene y no pone el valor de ser persona en el aspecto físico podes vivir una vida plena sin angustias más allá de ver si una ropa te queda bien o mal.

¿Qué cambios te gustaría ver? Tanto para vos como para tus hijas.

Me gustaría que no se discriminara a las mujeres desde las empresas de indumentaria y que todas sin importar el talle, altura, peso que tengamos pudiéramos tener variedad de ropa para elegir; ropa linda y moderna para todos los talles, gustos y edades.
Además sería interesante que desde los medios de comunicación no se propiciara el modelo único de belleza.

I’m No Angel, combatiendo la idea del cuerpo perfecto

Fotos de Vicotria’s Secret y Lane Bryant.

Como ataque directo a una publicidad de la famosa marca de lencería Vicoria’s Secret, en la cual se muestran modelos extremadamente delgadas bajo el slogan “The Perfect Body”  (cuerpo perfecto); en abril del 2015, la marca de ropa interior plus size, Lane Bryant, emitió una campaña llamada I’m No Angel. En esta pueden verse modelos de talla grande reconocidas como Ashley Graham y Candice Huffine, entre otras. En el video realizado para dicha campaña, se ve como diferentes mujeres, con distintos tipos de cuerpos y tonos de piel, se muestran en ropa interior definiendo lo que para ellas es “ser sexy”, repitiendo luego la frase “I’m No Angel” en referencia a los ángeles de Victoria’s Secret. Además de este contraataque realizado por Lane Bryant, se inició una campaña en change.org para que la publicidad Vicoria’s Secret, fuera retirada y/o modificada.

Esta campaña es una mas de  tantas que surgieron en los últimos años junto al movimiento plus size, que buscan pluralizar los medios haciendo presentes los diferentes tipos de cuerpos y luchando contra la idea de que solo las mujeres delgadas y torneadas son atractivas. La jefa ejecutiva de la marca, Linda Heasley, dice “Nuestra campaña #ImNoAngel está diseñada para empoderar a todas las mujeres a amar cada parte de sí mismas”.

Apoyando la campaña y sus objetivos, una ejecutiva de la marca Curvy Kate dijo en una entrevista a Glamour UK “Las mujeres en la campaña de Victoria’s Secret son hermosas, pero nosotras pensamos que todas las mujeres son hermosas en su propio cuerpo y que deberían ser representadas justamente en los medios”. Así mismo, otras reconocidas bloggers del mundo plus size hicieron pública su opinión sobre la campaña. Holly Jackson, escritora de la página My Lingerie Addiction escribió en un artículo que se alegraba que los nuevos anuncios se enfocaran en mujeres de tallas y bustos grandes, y que al fin los dueños de las industrias estaban entendiendo que sus ventas se verían beneficiadas por las compradoras de contexturas más grandes.

La revolución de Lane Bryant también alcanzo las redes sociales, donde, las modelos que protagonizan el video alientan a las mujeres del mundo a subir fotos de ellas mismas bajo el hashtag #imnoangel mostrando su cuerpo y sintiéndose orgullosas de sí mismas. Junto a este, también existen otros hashtags como por ejemplo #effyourbeautystandards (#alcar***contusidealesdebelleza) promovido por la modelo Tess Munster, y #healthyisthenewskinny (#saludableeslanuevadelgadez), por Katie H. Willcox, fundadora de la compañía Natural Model Management.

Gracias a estos movimientos cada vez más mujeres están atreviéndose a amarse a sí mismas y a aceptarse como son, y esto es solo el primer paso para poder llegar  a un futuro en el que la industria de la moda incluya y normalice la diversidad de los físicos.

Nueva tendencia que están impulsando las mujeres en Instagram

“Amigos, mi celulitis está aquí para quedarse y estoy perfectamente bien con eso”, dijo la blogguera que inició la tendencia en la red social.tendencia-celulitis-2.jpg
Imposible de negar, la celulitis es un tema importante para las mujeres. Algunas prefieren esconderla y no hablar del tema, olvidando que se trata de algo totalmente natural.
Como ya sabemos, la celulitis no es sinónimo de obesidad pues el 90% de las mujeres la tienen y el 10% de los hombres igual. Hay cientos de chicas que aseguran ir bastante al gimnasio, comer saludable y aun así la celulitis no se va.
Ese es el caso de la blogguera Brenna, quien lleva un estilo de vida extremadamente saludable y aun así tiene celulitis. Sin embargo, ella dejó de avergonzarse y ahora a través de #CelluliteSaturday en Instagram muestra orgullosa su celulitis y quiere que el resto de las mujeres también lo hagan.
“Hago ejercicios 5 veces a la semana, hago cardio, yoga, como saludable y tomo agua todos los días. Me hacía masajes, usaba cremas y hasta consideré la cirugía, así es que no me digas que debo ser más tonificada o hacer esto y aquello, no me digan que use sus cremas. Amigos, mi celulitis está acá para quedarse y estoy perfectamente bien con eso”, asegura la blogguera en parte de su post.
Brenna quiere que las mujeres tengan en cuenta que la celulitis es completamente normal y que, incluso las modelos más delgadas pueden tenerla. Esta bloguera cree que debemos dejar de pensar en deshacernos de ésta, pues es natural y parte del hecho de tener un “cuerpo físico”.

Problemas alimenticios. Entrevista a una nutricionista

El día domingo 6/11 tuvimos la oportunidad de entrevistar a la nutricionista Natalia Nanini y conocer su punto de vista profesional de acuerdo a varios problemas que presentan las personas en la ciudad de Buenos Aires hoy en día.
¿Antendés muchos pacientes con desórdenes alimenticios?

Si, la mayoría presenta sobrepeso/obesidad y también tengo casos con anorexia, bulimia y atracones.

¿Cuál es la razón más común por la que alguien acude a un nutricionista?

 La mayor parte de los pacientes que se presentan, sufren de obesidad.

¿A qué edad notas un mayor porcentaje de personas con anorexia/bulimia?

 Es más común que personas de 20 años, tanto varones como mujeres, presenten estas tendencias de falta de comida o la expulsión de los mismos, pero últimamente se están viendo varios casos de niños menores a 15 años con tendencia a la anorexia.

¿Cómo tratas con ellos?

 El abordaje es integral e interdisciplinario. El médico especialista en nutrición es el que coordina el tratamiento de estos malos hábitos, pero se necesita un psicólogo con una terapia cognitiva conductual psiquiatra que este licenciado en la parte de nutrición para los casos de anorexia nerviosa, bulimia, etc. En los casos más graves donde está en juego su vida por desnutrición extrema y/o alteración psiquiátrica se les dice a los padres que es necesario internar a los pacientes

¿De que requiere poder internar a un paciente?

 Para poder internar a alguien con alguno de estos tipos de desórdenes no necesitamos más que la autorización de los padres para poder darle nutrientes, vitaminas y minerales por vena y dejarlos en control para que sigan un plan alimentario acorde al peso que debería tener.

Respecto a la obesidad o sobrepeso ¿Cuál es la edad más común?

 En la adolescencia es muy común ver personas con estos problemas y sumémosle que la mitad de los niños de CABA tiene exceso de peso

¿Qué tipo de dietas les recomendas?

 Un plan alimentario hipocalórico con solo 1500 calorías por día. Se les prohíben las grasas saturadas, harinas blancas y bebidas azucaradas a grandes rasgos.

¿Qué opinas de las dietas de moda como la hipercalórica o la hiperproteica?

Son dietas desbalanceadas a las que les falta nutrientes y pueden ser peligrosas depende del caso de cada persona. No las recomendaría nunca pero como ya nombré, es necesaria la ayuda de un psicólogo/psiquiatra.

¿Tuviste casos de pacientes que se sobre exigen tanto en la dieta como en el ejercicio?

Los pacientes más comunes con esos hábitos son los pacientes que sufren anorexia. Hay otro tipo de pacientes que sufren de vigorexia (que es más común en los varones) que es la exigencia constante de la actividad física.

¿Qué se hace al respecto?

El tratamiento es el mismo que el tratamiento de las personas con anorexia, con la ayuda de un psiquiatra/psicólogo

Pasos que ayudan a mantener un cuerpo sano

De acuerdo a nutricionistas y expertos, una buena salud y un buen físico –sumado a ejercicios- se basan en comer 5 veces al día: El desayuno, colaciones entre las comidas, almuerzo y cena.11015851-pollo-y-ensalada-de-verduras-servido-en-tacos-foto-de-archivo
El desayuno debe ser completo o como es muy usado, “un desayuno de ricos” incluyendo:
-Te/yogurt + jugo natural de naranja
-Tostadas
-Frutas
-Cereales
El almuerzo debe ser full para las energías durante el día, incluyendo:
-Agua (más de 3 vasos si es posible)
-Carne/pescado
-Verduras
-Hortalizas
Es recomendable evitar las grasas o las comidas fritas durante el día y tomar al menos 2 litros de agua por día. Al día es bueno incluirle una rutina de ejercicios cárdio y de resistencia al menos 3 veces por día.
Para las colaciones se puede ingerir barras de cereal, frutas o un alfajor.
En el caso de la cena, no debe estar muy cargada para poder hacer mejor y más rápido la digestión y dormir las 8 horas mininas y necesarias que el cuerpo necesita. Para lograrlo se deben evitar las carnes y carbohidratos. En esta comida pueden estar incluidas las pastas y ensaladas.

Rompiendo mitos: Estar en forma siendo talla grande

La creencia general es que todos los que hacen ejercicio y viven de forma saludable son delgados y esbeltos y, en cambio, si una persona es gorda automáticamente se lo relaciona con el sedentarismo. Sin embargo, cada vez se hacen más conocidos casos de mujeres con sobre peso que sorprenden al mundo con lo buenas que son en diferentes áreas de la actividad física.whatsapp-image-2016-11-16-at-18-15-40-1
Roslyn Mays, también conocida como Roz the Diva, es especialista en pole dancing (baile del caño): una práctica que incluye baile y auto-aceptacion.
Esta profesora fue discriminada en repetidas ocasiones en el mundo fitness, a causa de su físico, su genero y su color de piel pero esto, en vez de detenerla, la impulso a formar su propio estudio de danza en Nueva York donde son aceptados toda clase de alumnos.
Tanto en sus clases como en su cuenta de Instagram, donde ha ganado una gran base de apoyo, ella promueve que sus alumnos se sientan comodos en su propia piel y que encuentren la seguridad y el estilo que más les guste con respecto a esta práctica.whatsapp-image-2016-11-16-at-18-15-39
Dana Falsetti es una mujer estadounidense que, luego de años de sufrir desórdenes alimenticios, logro sobreponerse y encontró su paz interior en la práctica de yoga. Comparte su trayectoria, sus logros y progresos, en su cuenta de Instagram donde pueden leerse declaraciones como “Es solo paciencia. Recuerdo cuando solía frustrarme cuando mi cuerpo no lograba hacer algo o no estaba listo para eso. Ahora me concentro en lo que puedo hacer, sin importar si es más o menos de lo que podía hacer hace un día o un año(…)”.
“Ahora es un modelo para miles de personas en el mundo y habla sobre auto aceptación, salud espiritual y amor. Viaja enseñando yoga alrededor del mundo y es conocida como una abogada de la imagen corporal positiva.”, dice una nota sobre ella en CNN online.whatsapp-image-2016-11-16-at-18-15-40
Por último, tenemos a Teresa Almeida, la arquera angoleña de handball que se lució en los juegos olímpicos de Rio 2016. La jugadora se ganó el cariño y el aprecio del público, no solo por su gran habilidad, si no también por su enorme carisma
Al comienzo sorprendió a todos por su físico no tradicional para el deporte en el que se especializa, sin embargo, su gran flexibilidad y reflejos a la hora de jugar las personas dejaron de lado los prejuicios y la aceptaron con mucho cariño.
“El buen trato del público se da en todos los países donde vamos a jugar, es curioso. Creo que la gente se identifica con un atleta que tiene un patrón más normal, como la mayoría de la gente, y me recibe con los brazos abiertos”, responde la portera angoleña en diálogo con La Nación de Argentina.
“Muchas personas creen que con mi cuerpo no puedo jugar. Pero sí se puede. Sólo creo en el trabajo, en esforzarme. Creo que ´las gordinhas´ también podemos hacer las cosas bien en cualquier deporte. El hecho de que yo sea gordita jamás fue un obstáculo para mí. Nunca lo sufrí”, agregó.

Tendencias: Rebelión contra de la depilación

El 2016 fue un año repleto de tendencias renovadoras. Entre ellas se encuentra la moda dewhatsapp-image-2016-11-16-at-18-15-39-1 no depilarse las axilas y de, en algunos casos, teñir los vellos de colores extravagantes como rosa o verde. Esta novedad comenzó no solo con fines estéticos, si no como una lucha directa hacia los estándares sociales de belleza impuestos hacia las mujeres.
El “deber” de cumplir el proceso de depilación lo adquirieron las mujeres en el siglo XX, luego de que comenzaron a usarse ropas menos discretas y que mostraban más piel, dándole a la industria de la depilación (antiguamente solo enfocada en hombres) un nuevo sector para explotar económicamente. Entre las marcas que iniciaron la era de la depilación se encuentra Haarper’s Bazar, que en 1915 publicito sus productos con el siguiente lema: “La moda para el verano y el baile moderno se combinan para hacer necesaria la eliminación del molesto vello”.
WhatsApp Image 2016-11-16 at 18.15.38.jpegAlgunos de los defensores de la depilación fundamentan su rechazo con dos simples palabras: antihigiénico y antiestético. Muchas páginas webs y blogs se encargaron de refutar esta opinión; por ejemplo; el sitio bastadesexismo.blogspot.com.ar le dedico un artículo completo al tema llamado Mitos acerca de la depilación; en este mismo llega a conclusiones como que “se puede, porque la sociedad así nos lo impone o por gusto propio, preferir las mujeres o los varones depilados. Cada cual con su gusto, sus mambos, sus preferencias (aunque me parece más honesto reconocer que nuestros gustos son, muchas veces, los resultados de una norma social).” Por otro lado, mas allá de las preferencias personales, profesionales opinan que la depilación no es necesaria; La Dra. Jennifer Gunter, autora del libro “The Preemie Primer”, declara que “los vellos cumplen una función y tienen un propósito biológico: “protegernos de algunos irritantes y fricciones de la vida diaria”. Es decir, sin pelos, la piel está expuesta a una multitud de irritantes.”
Este movimiento, conocido como Sobaquember (en referencia al No Shave November/ Noviembre sin afeitarse) por los países de habla hispana y como Free the Pits (libera las axilas) para los países de habla inglesa es apoyado por diversas marcas y mujeres famosas. Colosos de la industria como Madonna, que subió una foto en lencería y mostrando sus vellos a su Instagram con la descripción “Cabello largo… No importa!!!” y Drew Barrymore, que lucio en la alfombra roja sus axilas sin depilar, son solo algunas de las muchas mujeres que le dan fuerza a esta nueva ideología.
Como expresa directamente el manifestó de la campaña Free the Pits, el objetivo de esta “revolución” es “utilizar esta demostración de elección y expresión personal para ayudar a ampliar y desafiar la norma de belleza en una sociedad que ya coloca demasiadas normas perjudiciales en la mujer.”

“No aceptarse ya fue”

Reinas sin complejos.

En Buenos Aires, una ONG llamada “AnyBody“, se dio a conocer con el propósito de generar conciencia frente al ideal de belleza actual, realizando campañas con modelos que representan todos los talles, sin limitarse al llamado “talle único”.

En el mundo, poco a poco, vamos aceptando la incorporación de un ideal distinto al propuesto por los medios, personas delgadas, de tez blanca y mayormente rubias; dejando afuera a la mayor parte de la población ya que no coinciden con el propuesto, dando a entender que la belleza no tiene que ver con el peso.

AnyBody se trata de un movimiento “plus size” o “talla grade”, fundado con la misión de concientizar sobre el daño que generan las industrias que explotan el concepto de “belleza” y “salud” promoviendo una visión negativa de los cuerpos. También, se generan campañas publicitarias donde hay a la vista distintos cuerpos, distintas personas, aceptando modelos que en varias agencias fueron rechazadas por su talla.

Brenda Mato, es una de sus modelos mas reconocidas ya que es quien inició una campaña zgjgqjfieqtlthg-1600x900-nopadcontra Facebook, la famosa red social, en marzo de 2015, reclamando que éste medio, elimine de sus estados emocionales el “me siento gorda” y “me siento fea” fundamentando que éstos dichos no son un sentimiento. “-Una vez escuché a un famoso diseñador decir que jamás pondría una gordita a desfilar su ropa porque la moda “tiene que ser aspiracional, o si no dejaría de ser moda”. Lo cierto es que existe un 95 % de personas que no se ven representadas por la publicidad. No se ven los pesos, las etnias, los cuerpos, las edades, nada. Estamos bombardeados todo el tiempo con premisas como que las arrugas están mal. Y te mienten en la cara, como el caso de Xuxa y Cicatricure; esa no es la verdadera cara de Xuxa. El estereotipo es una mentira. Prácticamente nos modifican todas y nos hacen de nuevo-“. Expresó la modelo argumentando la falta de inclusión.

Actualmente, hay diversas protestas pidiendo el cumplimiento de la Ley de Talles Grandes ya que las mujeres siguen enfrentándose al dilema de entrar a un local de ropa, y no encontrar ropa de su talla por no concordar con el canon de belleza impuesto por una sociedad que discrimina.

Las mujeres siguen luchando para por fin terminar con el presupuesto ideal de belleza (casi inalcanzable) por el cual muchas personas luchan para lograrlo, poniendo en juego su salud. Con la concientización y comenzar a mostrar en los medios distintos tipos de cuerpos, esto se podrá revertir.